sábado, 5 de julio de 2008

DUELO POR DIVORCIO


Hay muy pocas cosas fundamentales que se deben entender. Primera un hombre y una mujer son, por un lado, mitades del otro, polaridades opuestas. El hecho de ser opuestas hace que se atraigan. Cuanto mas separados estén, mas profunda será la atracción; cuanto más diferente sean, mas grande será el encanto, la belleza y la atracción. Pero ahí radica todo el problema.

Cuando se acercan, quieren acercarse más, quieren fundirse en el otro, quieren convertirse en uno, en un todo armonioso... pero toda su atracción depende de la oposición, y la armonía dependerá de disolver dicha oposición.

A menos que una relación amorosa sea muy consciente, va crear mucha angustia y problemas.

Bajo esta perspectiva el divorcio, surgió como una solución a la cual algunos han llamado un mal necesario, por el duelo que genera alrededor de la familia, sin embargo, es igualmente dañino mantener una relación lacerante, que lastima emocionalmente a los que paulatinamente se van involucrando más allá del entorno íntimo de la pareja. Un mal matrimonio puede lastimar tanto como un mal divorcio, por lo tanto, para poder evolucionar tendríamos que aprender a separarnos con el menor daño posible, aprender a desprendernos, a decir adiós y a terminar una relación destructiva y a iniciar un vínculo nuevo que permita a dos personas a asumir sus responsabilidades que pudieran resultar de la separación.

Una pareja puede separarse, decidir terminar con una relación caduca, lo que no puede cambiar son los lazos universales e indestructibles, la relación entre padres e hijos no termina solo se modifica y evoluciona.

El divorcio al igual que muchas de las condiciones humanas, puede ser explicado como un proceso que responde a las leyes del comportamiento humano y que suele cursar por una serie de fases: génesis, negación, negociación, detonación, expansión y validación, separación, aceptación y reacomodo. Estas fases pueden tener un orden diferente y depender de las características de cada uno de los que componen la pareja, pero indudablemente el conocer el proceso facilitará el complejo fenómeno del divorcio.

Psic. Ricardo Domínguez Camargo

1 comentario:

  1. Anónimo10:45 p. m.

    todo empezo asi tengo 17 años de casada un niño d 16 años cuando mi hijo nacio me dio depresion postparto mi esposo me engaño con mi hermana y de ahi fallo todo me volvi distante grocera vale gorro al grado de dejar a mi hijo por salirme a ala calle con mis amigas nunca lo engañe pero despues de ahi me costo trabajo dormir con el aceptar que me tocara teniamos relaciones una vez al mes y eso si yo queria me deje engordar y me dio por sonreir mucho pero en realidad sufria demasiado asi vivi 17 años tratando de dejar a mi esposo pero antes d eso compre una casa en merida para ver si asi cambiaba d opinion y cuando estube sola me gusto ahora me estoy divorciando pero me duele mucho mi esposo y mi hijo ya q el se quedara con su papa ya que yo trabajo en la tarde y dice que no lo puedo atender me encantaria q se pusiera en contacto comigo para ver si me puede ayudar a superar esto mi cel es 5523297244 nayeli gracias

    ResponderEliminar