lunes, 20 de junio de 2011

TANATOMAQUILLAJE

María Guadalupe Subías Figueroa


Introducción.

Este tema trata sobre mi perspectiva acerca de la importancia del Tanatomaquillaje y en el impacto psicológico positivo hacia sus familiares.

Contenido.

El Tanatomaquillaje refiere a las técnicas de camuflaje en cadáveres. He dedicado tiempo maquillando cadáveres en diversas funerarias de la Zona Metropolitana de Guadalajara, siendo una maquillista activa, empecé a interesarme en esta área tan poco explorada por mis colegas. Mi trabajo lo he realizado en Funeraria Martínez Del Toro, Recinto Funeral Guadalupe, The Renaissence Funeral Home, Velatorios del IMSS, Memorial Funeral Home Class y brindo mi servicio en domicilios particulares.

Siendo la única maquillista con esta especialización, ofrezco mis pláticas haciendo ver a los maquillistas y personas en el ramo funerario, la importancia de presentar los cuerpos de una manera digna y agradable para los deudos, los cuales merecen el mejor servicio que podamos brindarles durante la difícil etapa de pérdida o duelo. Deseo que más maquillistas tengan esta magnífica experiencia la cual ha enriquecido mi vida y espíritu.

Los cambios post mortem como hundimiento ocular, deshidratación, lividez cadavérica, ictericia, hematomas, laceraciones o rostros emaciados, son un constante reto para seguir estudiando y prepararme día a día. Constantemente busco nuevas técnicas de maquillaje para aplicarlas y obtener rostros serenos, cálidos, los cuales muchas veces desaparecen si existe rictus de dolor; por eso considero que mi labor posee valor social, pero sobretodo valor espiritual.

Muchas ciencias y especializaciones se enfocan solo en los vivos pero pocos se preocupan por brindar atención y cuidado a nuestro cuerpo o “envoltura” después de nuestra partida y considero que debemos darle el mismo amor y cuidado a esos cuerpos siempre. El Tanatomaquillaje es distinto del maquillaje profesional, no se debe seleccionar la misma gama de tonos que se aplican para novias o en un maquillaje social. El maquillaje mortuorio abarca muchas disciplinas como histología de la piel, cambios post mortem como mencioné, Tanatología, Tanatopraxia y otros.

Mi hermano dejó su cuerpo físico siendo joven y empecé a interesarme en los aspectos de la vida y de la muerte. He tenido oportunidad de asistir a pláticas y congresos en el extranjero con personas maravillosas que me ayudaron a entender el proceso de transición y aceptar la muerte como parte fundamental de la vida.

Cuando brindo algún servicio no solo centro mi atención en el aspecto estético, sino que mi preocupación y mi interés está en el de dar consuelo a la familia; si estoy en el domicilio del fallecido siempre trato de involucrar a los deudos en el proceso estético siempre y cuando lo deseen y respetando si no lo hacen; dejo que los padres abracen y besen a sus hijos o cepillen su pelo por última vez, ya que sin duda, estos lazos de amor tendrán un efecto positivo en su proceso de pérdida. También permito a los niños pequeños que participen haciéndolos sentirse seguros al ver a su padre, hermana o madre en el ataúd, siendo cuidadosa de que la experiencia sea positiva en vez de traumática. He tenido muy buenos resultados. Después del funeral sigo con ellos y les enseño la mejor manera de lidiar con sus emociones y liberarse para poder empezar a sanar y reorganizar sus vidas.

Los talleres que llamo “interactivos” son aquellos en donde pueden llorar y en donde les permito compartir con otras familias su desesperanza, ira, y no son juzgados sino amados y consolados y donde liberan su dolor; éstos han sido enriquecedores, porque no solo hablamos de la muerte sino de lo maravilloso que es la vida cuando se elige vivir por encima de cualquier tormenta o sufrimiento.

Lo que llamo “el último arreglo” queda en la memoria de sus familiares y amigos y tratarlos amorosamente, dejará huella en sus corazones.

La desaparición física de una persona deja en la desesperanza a sus familias y muchas veces con deudas económicas muy grandes y es por eso que mi servicio es gratuito y sin fines de lucro. He sido bendecida por Dios muchas veces y deseo compartir mi servicio para todos aquellos que lo necesiten.

El Tanatomaquillaje, más que una profesión, es una vocación de servicio y consuelo.

Resumen.

El Tanatomaquillaje es una profesión con valor social y emocional ya que brinda el arreglo estético del fallecido para ser presentado dignamente ante sus familiares.

Notas bibliográficas.

Uzcatequi Andrade B. Muerte digna. Ediciones Camilianas, 1998.
De la autora, María Guadalupe Subías Figueroa, 2010.

1 comentario:

  1. Paola Rdgz5:44 p.m.

    Hola soy maquillista profesional y me gustariasaber cuando va a haber un taller de esta especialidadmicorreo es paordgz50@hotmail.com gracias

    ResponderEliminar